sábado, 21 de noviembre de 2009

El día que me encontré a mí misma


Fotógrafa: Amélie Olaiz

Nos encontramos a la salida del baño. Ella no me vio. Impresionada regresé a los lavabos. Frente al espejo esperé que saliera del retrete. Al ver mi reflejo sacudió la cabeza. Tras unos segundos miró de nuevo. Iguales, éramos exactamente iguales.
Abrí las llaves para que corriera el agua. En un movimiento automático me mojé la cara. Ella volvió al excusado y jaló la palanca otra vez.
Cuando salió yo ya no estaba ahí.

7 comentarios:

elena dijo...

Buenísima la foto. Ídem el texto.

Fernanda dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy Fernanda, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
Exitos con tu blog.
Un cordial saludo
Fernanda Fernandez.
maferfpor@hotmail.com

arturomendozav dijo...

Eso de jugar con el espacio y el tiempo en foto y texto es una de tus tantas genialidades!

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

buen microrrelato, aunque lo del espejo este ya muy visto.

de todos modos, me gustó mucho como escribes.

gracias por fomentar el genero.

nigella dijo...

Tuve una experiencia así, sólo que éramos gemelas pero distintas, y yo desee cruzar el espejo.

Mariano Magnifico dijo...

Muchas veces nuestro reflejo es el único ente en el que podemos confiar, y que pronto se tornaría nuestro mejor amigo y nuestra única fuente de confianza. Abrazos. Lindas líneas.

Aldana dijo...

Hola ! Me sentí identificada con el texto, realmente una genialidad en la forma de utilizar las palabras. Mujer que es una y mil a la vez.
Saludos!